La parte más complicada a la hora de diseñar una nueva sonrisa no es tanto la visualización del resultado final, sino el poder garantizar que nuestro objetivo podrá ser cumplido.

Para ello, la utilización del “Mock-up” se convierte en una herramienta imprescindible en todo este proceso y como veremos más adelante, no solo lo utilizaremos una vez, sino que estará presente desde el principio hasta el final del tratamiento, cumpliendo varias funciones esenciales en todo este recorrido.

Mock-up

Cuando buscamos en Internet la palabra “mock-up”, la definición obtenida es la siguiente:

En la manufactura y diseño, un mockup, mock-up o maqueta es un modelo a escala o tamaño real de un diseño o un dispositivo, utilizado para la demostración, evaluación del diseño, promoción y para otros fines. Un mock-up es un prototipo si proporciona al menos una parte de la funcionalidad de un sistema y permite pruebas del diseño. Los moc-kups son utilizados por los diseñadores principalmente para la adquisición de comentarios por parte de los usuarios.

Esta definición la podemos aplicar al ámbito odontológico entendiendo que será el prototipo de las futuras restauraciones que colocaremos con el fin de mostrar, evaluar y promocionar el tratamiento elegido.

Empezando por el principio, el Mock-up dental es un prototipo obtenido de un encerado diagnóstico.  El proceso necesario hasta la obtención del mismo es el siguiente :

1. Impresión inicial de nuestro paciente.

2. Obtención de un modelo duplicado sobre el que haremos un encerado diagnóstico.

mockup-dental-prototipo

3.- Llave de nuestro encerado con una silicona transparente

mockup-dental-prototipo-3

4.- Llenado de la llave con material elegido, generalmente un composite.

mockup-dental-prototipo-4

mockup-dental-prototipo-5

5.- Inserción de la llave con material provisional en boca.Fig.3b,3c,3e.

mockup-dental-prototipo-cursos-odontologia

6. – Retirada de la llave y limpieza de excesos

mockup-dental-prototipo-cursos-odontologia

 

Diseño de la sonrisa:

Podríamos decir que hay tres pasos importantes en el diseño de la sonrisa:

  1. Estudio y planificación del caso utilizando nuestras fotografías y modelo diagnóstico como herramientas principales
  2. Encerado diagnóstico, donde estudiamos y materializaremos toda esa planificación.
  3. Mock-up, donde evaluaremos el diseño previo desde el punto de vista estético y funcional, y haremos los ajustes necesarios directamente en la boca de nuestro paciente.

La planificación y diseño sobre papel y sobre la cera son muy importantes, pero no siempre son tan exactos como nos gustaría.  Muchas veces, a pesar de haber sido lo más precisos posible en nuestro diseño previo, al llevarlo a boca a través del mock-up, comprobamos que no queda tan bien como nosotros pensábamos. Es aquí donde el mock-up juega un papel importante. En este punto, con nuestro “prototipo” en boca, haremos ajustes de forma, tamaño  y posición de las futuras restauraciones. Siempre podremos añadir material con cualquier tipo de resina compuesta  o retirar material con turbina y discos de pulir/ fresas grano fino. Una vez alcanzado el objetivo deseado, tomaremos una nueva impresión de alginato con el mock-up en boca para que queden registradas las modificaciones y el laboratorio pueda tener una idea de lo que nosotros queremos conseguir.

Sobre ese nuevo modelo obtenido a partir del mock-up modificado en boca, retocaremos los ajustes en cera para añadir textura o detalles mínimos y ese será nuestro encerado final.

Los aspectos más importantes que debemos de analizar en el mock-up serán los siguientes:

  1. Posición del borde incisal: comprobando que siga la línea del labio inferior, y  que tenga la exposición dental en reposo adecuada
  2. Márgenes gingivales: en el caso en el que vayamos a modificarlos, asegurarnos que quedan en la posición deseada.
  3. Tamaño y forma de los dientes: el tamaño dado a nuestras futuras restauraciones esté en harmonía con el resto de la cara.
  4. Posición vestíbulo-lingual: debemos asegurarnos que la posición de nuestros dientes es la adecuada desde esta vista, y que el soporte de los labios es correcto.
  5. Oclusión: relación maxilo-mandibular, plano oclusal paralelo a la línea bipupilar.
  6. Fonética: mantener una conversación con el paciente haciendo que pronuncie letras como “F” o “S” y asegurarnos de que la pronunciación es correcta.

De esta manera, el mock-up se convierte en el último paso antes de empezar a trabajar en boca. En este momento podríamos decir que  gracias a este, siempre trabajaremos sabiendo el resultado que podremos obtener.

Hay que tener en cuenta que podremos encontrar casos en los que no será posible realizar un mock-up. Estos son casos en los que por la posición (dientes protruidos) o por el tamaño (macrodoncia) no nos permitirá colocar el material sobre ellos, por lo que el diagnóstico o visualización mediante el mock-up no será posible.

En cuanto a casos de malposiciones, sí será posible hacer un mock up, pero este será más como herramienta de comunicación con el paciente, que como diagnóstico y diseño del caso. En este caso le llamaremos “mock-up estético”.

Usos del mock-up:

Como hemos dicho anteriormente, el uso del mock-up no se limita al diseño de la sonrisa únicamente. En él encontraremos una herramienta muy importante en más partes del proceso de rehabilitación de nuestra sonrisa.

  1. Tallado: APT technique “Aesthetic pre-evaluating temporaries” Técnica de tallado con mock-up en boca.
  2. Alargamientos de corona: con el mock-up en boca, limpiamos restos de resina que hayan quedado en la encía y lo utilizamos de guía quirúrgica. La estabilidad será mayor que una guía convencional, así como la exactitud que obtendremos.
  3. Provisionales: de la misma manera que realizamos nuestro mock-up en la última visita, y usando el mismo material, junto con la técnica de “Spot-etch”, realizaremos nuestros provisionales.

 

Artículo escrito por la Dra. Natalia Rábago Cervera (Práctica privada en Dubái) y el Dr. José Rábago Vega (Práctica privada en Madrid)