doctor-juan-blanco-periodoncia

Dr. Juan Blanco Carrión, presidente de la Federación Europea de Periodoncia (EFP). El Dr. Juan Blanco es uno de los grandes referentes de la Periodoncia española, una brillante trayectoria forjada a base de trabajo, dedicación y esfuerzo, que le ha llevado a ocupar la presidencia de la Federación Europea de este importante campo odontológico. Con él hablamos de lo que supone este nuevo reto profesional y del proyecto PeriOGen que desarrolla en colaboración con el profesor Ángel Carracedo.

 

—Lleva unos meses al frente de la Federación Europea de Periodoncia (EFP).
¿Cómo un profesional español llega hasta aquí?

—A base de trabajo, dedicación y esfuerzo. Es el final de una larga trayectoria. He trabajado para mi sociedad nacional durante nueve años –en referencia a SEPA–, y esta fue quien propuso mi candidatura a la presidencia de la Federación Europea, de cuya última asamblea general –compuesta por 24 países con derecho a voto– salí nombrado presidente.

—Previamente ha sido usted presidente de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA). ¿Cómo surgió su interés por el mundo de las sociedades y organizaciones científicas? ¿Ya nació esta inquietud en su etapa de estudiante?
—Lo que sí surgió en mi etapa de estudiante es el interés por la profesión y, sobre todo, por su aspecto científico. Es difícil de estudiante saber a dónde vas a llegar. No cabe duda de que yo me siento un privilegiado por todo lo que he podido colaborar en el desarrollo de nuestra profesión.

—¿Qué ha supuesto para usted asumir este nuevo cargo de relevancia internacional? Su etapa al frente de SEPA le habrá sido de gran utilidad.
—Como ya dije otras veces, una gran responsabilidad y, a la vez, un gran privilegio. Por supuesto que el haber estado trabajando en SEPA durante nueve años –tres como presidente– ha sido una enorme ayuda. Hay que tener en cuenta, en mi opinión, que SEPA es de las dos o tres sociedades en Europa más potentes, lo cual supone un rodaje perfecto.

—¿En qué líneas se está trabajando en la EFP?
—Yo diría que en tres muy importantes para el futuro inmediato de la Federación: en primer lugar, en consolidar una estructura organizativa y de gestión más profesional; en segundo término, en una mayor unidad y colaboración entre todas las sociedades nacionales con proyectos y esfuerzos comunes para el buen y mejor desarrollo de la Periodoncia y, por último, estamos trabajando con otras sociedades a nivel europeo (cardiología, diabetes…) e instituciones (Parlamento Europeo, Organización Mundial de la Salud…) para colocar a la Periodoncia en el lugar de liderazgo que se merece.

—¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado hasta abril de 2017, fecha en la que se cumplirá su mandato?
—Pues lógicamente dar un paso adelante en estos tres aspectos que acabo de enumerar pues son fundamentales para el futuro inmediato de la Federación.

—¿Qué desarrollo ha tenido la Periodoncia en España en los últimos años?
—Claramente muy grande. Yo he tenido la fortuna de vivir ese desarrollo y la verdad que en estos últimos 20-30 años la Periodoncia en España es la ciencia odontológica que más ha evolucionado; un cambio que, por cierto, ha venido desde las universidades con los programas de postgrado.

—¿Qué podemos decir del nivel de los periodoncistas españoles?
—El nivel es fantástico. Aquellos periodoncistas que estén acreditados por un máster reglado y con un programa de formación acorde a las necesidades profesionales tendrán un nivel de excelencia. En España en los últimos años se han formado muchos periodoncistas en esta línea, por lo tanto ha subido el nivel de la Periodoncia.

—Es frecuente ver su nombre en carteles de congresos nacionales e internacionales, ¿cómo es posible organizarse entre viajes, práctica clínica, universidad, ahora la presidencia de la EFP –entre otras responsabilidades– y claro está su vida personal?
—Esto es imposible hacerlo solo. Está claro que no es trabajo personal sino que hay que entenderlo como un trabajo en equipo. Solo los equipos bien estructurados salen adelante. En este sentido he tenido mucha suerte, porque siempre he estado al lado de gente fenomenal y muy válida a todos los niveles (universidad, sociedades, etc.), y qué voy a decir de mi familia y amigos. Sin ellos es imposible avanzar.

—¿Está suficientemente representada la Periodoncia en el ámbito universitario español?
—En el último plan de estudios se mejoró el número de créditos otorgados a la asignatura de Periodoncia. Sin embargo, para que un dentista general pueda diagnosticar y tratar problemas periodontales sencillos, en mi opinión, no es todavía suficiente el número de créditos que hay en la actualidad. Las clases prácticas requieren de mucha dedicación a los alumnos y también de mucho profesorado.

—¿Qué líneas de investigación son más prometedoras en este ámbito odontológico?
—Yo creo que hay dos muy importantes: la primera es mejorar el conocimiento en la reacción inmuno-inflamatoria como respuesta a una agresión bacteriana (enfermedad periodontal) y, sobre todo, en ciencias que nos pueden aportar un poco más de luz en nuestro desconocimiento, como pueden ser la microbiología, la inmunología o la genética. El segundo aspecto, consecuencia del primero, es la prevención.

—¿Se invierte lo suficiente en investigación?
—Nunca es suficiente cuando queda mucho por recorrer y aprender. Hay muchas cosas de la Periodoncia que aún hoy se desconocen.

—¿Nos puede detallar en qué consiste el Proyecto PeriOgen que usted desarrolla en colaboración con el profesor Ángel Carracedo? ¿Qué novedades aporta el mismo?
—Este es un proyecto para mí muy ilusionante por tres cosas: la primera es que trabajar al lado del Prof. Carracedo es un placer, un orgullo y un valor seguro dada su enorme valía. La segunda es que, gracias a la colaboración de SEPA con su proyecto de red de clínicas, tenemos la posibilidad de conseguir un tamaño de muestra adecuado. Hay que tener en cuenta que estudiamos la periodontitis agresiva cuya prevalencia es del 1%. La tercera es intentar aportar algo de luz al desconocimiento que tenemos en las enfermedades periodontales de la influencia de la genética. Sabemos que influye de forma muy importante (hasta un 50% de la expresión clínica es resultado de la influencia genética) y nuestro objetivo es poder aprender y dar un paso adelante en este sentido, e intentar, en un futuro, individualizar tratamientos de acuerdo a parámetros genéticos como se hace en otros ámbitos de la Medicina. Saber si un paciente necesita un tratamiento u otro porque presenta determinadas modificaciones en su ADN es algo que no tardaremos mucho en ver. En esto estamos trabajando.

—¿Cómo formarse como un buen periodoncista?
—En Europa en cualquier país que tenga un programa de postgrado acreditado por la Federación. En España hay dos en la actualidad: en la Universidad Complutense de Madrid, un postgrado con más de 25 años y, desde hace un año, en la Universitat Internacional de Cataluña (UIC) de Barcelona. Además, hay en España otras Universidades que ofrecen este tipo de programas, aunque todavía carecen de la acreditación por parte de la Federación, como es el nuestro en la Universidad de Santiago (USC).

—¿Cuál es la situación en Europa respecto a la oficialidad de la especialidad? ¿Veremos a corto plazo la Periodoncia como una especialidad oficial en nuestro país?
—En eso estamos en la Federación. Luchando por el reconocimiento de la especialidad. Este es un tema delicado porque depende, por un lado, de los países miembros –es necesario primero que se reconozca la especialidad en un mínimo de países miembros– y, por otro, trabajar de forma paralela en el Parlamento para que finalmente pueda ser reconocida la Periodoncia como especialidad.

Dr. Juan Blanco Carrión.
Carrera profesional:

  • Profesor Titular de Periodoncia del Departamento de Estomatología (Universidad de Santiago de Compostela. USC).
  • Director del Máster en Periodoncia (USC).
  • Director del Programa de Formación Continuada en Periodoncia (USC).
  • Presidente de la Federación Europea de Periodoncia (EFP).
  • Ex-presidente de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA 2007-2010).
  • Ex-presidente de la Sección Ibérica ITI (2010-2016).
  • Miembro del Comité Internacional de Investigación ITI.

Fuente:  Revista Gaceta Dental